▷ ¿Como Aumentar la Fé Cristiana?

¿Cómo Creer en las Promesas de Dios?

la palabra del señor está llena de promesas, promesas muy lindas, promesas hermosas, promesas que nos dan fortaleza, leerlas y deleitarnos en ellas es muy fácil a tal punto de que nos emocionamos con versículos tales como: en paz me acostaré y Asimismo dormiré porque sólo tú me haces vivir confiado; promesas tales como: cuando camines por fuego no te quemaras ni la llama te abrazará, Aunque andes en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno, pero justamente estas mismas promesas (entre otras) se vuelve complicado creerlas y sobre todo vivirlas en momentos de problemas en nuestras vidas, momentos precarios en los cuales no tenemos más alternativa que abrazarlas, Pero la pregunta es ¿de verdad Nos abrazamos a ellas? ¿de verdad creemos que Dios va a estar con nosotros hasta el fin del mundo? las promesas de Dios son fieles y verdaderas, las promesas de Dios se cumplirán en su tiempo y perfecto momento, pero la tranquilidad de creer en ellas es responsabilidad de nosotros, si solamente creemos en Lo lindo de Dios cuando estamos en buenos momentos, también en momentos precarios es responsabilidad de nosotros, él nos da la paz, el extiende su mano y la pone en frente de nosotros, pero es nuestra responsabilidad es tirar también nuestro brazo y apoderarnos de ella Dios siempre está dispuesto a ayudarnos, pero nosotros no siempre estamos dispuestos a creer que esa ayuda está allí.

¿Para que son las promesas de Dios?

Dios nos da promesas que por lo general son para darnos fortaleza en momentos difíciles, no para darnos alegría en momentos buenos ya que el mismo momento bueno lleva intrínseco sonrisas y alegría, las promesas son exclusivamente para que en el momento malo sigamos estando confiados, Pero la pregunta sería ¿de verdad creemos en esas promesas en las dificultades? actualmente Venezuela está pasando por momentos precarios, momentos que ningún otro país quiere vivir y experimentar, pero justamente en esa situación es que los cristianos deben aferrarse más a las promesas de Dios y creer en ellas para que siempre se mantengan erguidos y contentos delante de las dificultades. Cuando un cristiano pasa por dificultades y problemas debe sentirse contento ya que el señor las está permitiendo para que esa persona crezca, madure y sea más capaz y también para que tenga la moral de poder enseñarle a otra persona a salir de sus propios agujeros con la ayuda del Señor. Nadie en esta vida Quiere pasar por dificultades sólo aquellas personas que entrenan para ser mejor persona, cada fisicoculturista cada, deportista le gusta pasar por momentos extremos en su musculatura y en sus hábitos porque sabe que al final quedará más fuerte, obviamente quisiera que fuese más fácil su entrenamiento, pero si lo fuese Entonces todos iríamos al gimnasio, por esa razón es que no siempre los gimnasios y espacios de deporte están saturados de personas ya que la exigencia física Es bastante, sólo los que allí perduran son los que tienen voluntad firme y quieren ver cambios en su vida y en su cuerpo. Esa misma situación puede llevarse al plano espiritual, no te sientas triste y acongojado cuando Dios permite que en tu vida pasen dificultades, pasen problemas y momentos adversos Ya que en esos tiempos los que Dios quiere es prepararte y fortalecerte para llegar a tener un mejor carácter como el de Cristo y si en este nuevo año en vez de tener sólo Bendiciones Lo que tendrás también son problemas, enfréntalos con la ayuda del Señor, arrodillándote delante de él para que los puedas sobrellevar, vencer y sacar el mejor provecho y jugo de las circunstancias diarias.

¿Por que Dios nos da Promesas?

Dios le daba promesas a su pueblo porque estaban pasando por momentos difíciles O tal vez en algún momento en el futuro iban a pasarlo y Dios De antemano ya le estaba dando fortaleza con sus promesas, lo que quiero recalcar en esta frase es que los momentos difíciles puede que siempre vaya a venir son voluntad de Dios, puede ser la muerte de un familiar, el desempleo la falta de lujos, la falta de oportunidades, pero justamente en momentos Como esos siempre encontramos una promesa de Dios en la Biblia para fortalecernos, para llenarnos de su presencia y sobre todo para tener la calidad de vida que él desea que tengamos, sólo resta tener muchísima fe para creer y también paciencia para esperar a que esa promesa se cumple nuestras vidas, una fortaleza característica que tenemos los cristianos es la esperanza, la esperanza que no muere sino que se renueva día con día, por esa razón es que cuando nos aferramos a ella con fuerza nuestra característica principal en nuestra vida es nuestro estado de ánimo de la alegría, paz y la confianza de debemos aferrarnos a la presencia y promesas de Dios en nuestro corazón y mente, para que de esa manera todos los días de nuestra vida podamos dar testimonio a los de afuera que tenemos un Dios vivo que cumple su palabra que nunca deja de ser y siempre está dispuesto para ayudarnos.

Versículos como: bueno es Jehová a los que en el esperan o versos, como: los que esperan en Jehová el fortalecerá tu corazón, incluso versículos como Espera en jehová y él te exaltara, son versículos que nos instan a tener paciencia, versículos que nos exhortan a esperar en Dios hasta que él haga su promesa en nosotros. Este tipo de versículos nos ayudan a tener paciencia y también nos da fortaleza. Si nos aferramos a ellos con fe, con templanza, con longanimidad y con los frutos del espíritu creceremos, aferrarse a versículos como estos que implican creer en un Dios en el cual uno nunca ha visto es una acción que puede resultar muy complicada de acuerdo a la situación que estamos pasando. Hay momentos en el cual necesitamos un milagro de Dios para que sane a una persona que muy curiosamente queremos y amamos mucho y que esa persona no puede esperar al día siguiente para que Dios haga su milagro, pero tal vez sea la voluntad de Dios que esa persona pase por esa situación y nosotros no le entendemos e inmediatamente renegamos de su existencia o de su promesa, pero Dios no se adelanta ni se atrasa él siempre llega a tiempo para cumplir su palabra y muy curiosamente a los que esperan a Jehová todas las cosas les ayudan a bien. Creamos en las promesas del Señor y él nos exaltara a su Debido tiempo sí podemos esperar el tiempo de Dios nos daremos cuenta de que él no se atrasó, sino que llegó en el mejor momento Para nuestras vidas.

Deja un comentario